fbpx

El hechizo para que haga lo que yo quiera

He diseñado el “hechizo para que haga lo que yo quiera”, combinando magia blanca parcial con hechizos de dominio y Magia Voodo.

Este hechizo para que hagan lo que yo quiera es sumamente fácil de llevar a cabo y, lo mejor de todo, es que es un hechizo que utiliza un tipo de magia blanca que no causa ningún tipo de daño.

El hechizo para que haga lo que yo quiera

Hechizo para Dominar totalmente a una Persona 

Aunque suene bastante difícil, la verdad es que dominar por completo a una persona no es tarea difícil si se tienen las herramientas necesarias para lograrlo; aunque muchas veces, la constancia también será la clave.

Al existir distintos tipos de personas, podemos toparnos con distintos tipos de hechizos, oraciones y rituales para cualquier propósito que tengamos. En este caso, yo cuento con un hechizo para que hagan lo que yo quiera.

Gracias a la experiencia de muchas personas en esto de realizar hechizos, oraciones o rituales; se dice que los hechizos para dominar a las demás personas son fáciles y sus efectos son totalmente inmediatos. Notaremos el cambio de manera muy rápida.

Para realizar estos hechizos, te recomiendo que los hagas tú misma y no permitas que los realice un tercero; pues al ser nosotras quienes queremos dominar a una persona en específico, esas energías las debemos transmitir para que el hechizo tenga mayor alcance.

Ingredientes

El hechizo para que hagan lo que yo quiera, que diseñe es muy sencillo de llevar a cabo y para el cual se necesitarán unos pocos ingredientes fáciles de encontrar en cualquier lugar.

Para este hechizo necesitaremos:

  • res velas blancas
  • un cuarzo de color rosado (no importa el tamaño)
  • una prenda de la persona a dominar (yo suelo usar una media)
  • una tijera y una foto de la persona que se busca dominar.
  • pétalos de tres rosas rojas
  • hilo de color blanco
  • un pedazo de papel (preferiblemente de las bolsas para pan)
  • un perfume nuestro que le guste a la persona a dominar
  • una cinta de color rojo
  • una vela roja

Destacamos que, para realizar este hechizo para que hagan lo que yo quiera, me recomendaron hacerlo en cualquier día de la semana y a cualquier hora; eso no influía en gran medida, pero si podía hacerse en luna lleva, era mucho mejor.

Procedimiento Inicial

Cuando ya cuentes con los ingredientes que te he indicado, lo siguiente será sencillo. Antes de comenzar con los materiales, deberás bañarte con las tres velas blancas de la siguiente forma: te bañarás normal y colocarás cerca de la ducha las velas.

hechizo del calzon para dominar a un hombre

Esto se hace para que las velas absorban toda tu energía espiritual y limpiarán toda energía y fuerza negativa de ti para que el hechizo sea más efectivo. Luego de esto, las apagarás y las guardarás (se necesitan para el final del hechizo).

Vas a tomar la media de la persona a dominar y en ella vas a dibujar un muñeco con todas sus extremidades; deberás cortarlo y luego, antes de terminar de cocerlo, introducirás en el los pétalos de las rosas y el cuarzo rosado.

Esto último lo harás debido a que el cuarzo es una forma de representar el corazón de la persona a dominar y los pétalos de la roja simbolizarán su sangre. También debes cocer la cara de la persona (de la foto) a la cabeza del muñeco de media.

Al terminar el muñeco, procederás a rodearlo con las velas blancas y encenderlas de la siguiente forma: el muñeco debe estar en el medio y las velas ubicadas en forma de triángulo (una en la cabeza del muñeco, una en una pierna y la última en los pies).

Procedimiento Intermedio

hechizo del zapato para dominar a mi jefe

Cuando hayas hecho esto, debes pronunciar en voz baja y serena el siguiente hechizo: “que esta luz ilumine tu mente y me haga entrar en ella, para así hacer que solo pienses en mí, y hagas solamente lo que yo deseo.”

Luego de decir el hechizo, tomarás el trozo de papel y escribirás de forma legible el nombre de la persona que quieres dominar y le rociarás perfume. Este papel debes atarlo en la pierna derecha del muñeco con la cinta roja.

Procedimiento Final – Tener Cuidado

Debes persignarte con el muñeco y decir: “Con la autoridad y el poder de la divina madre luna, declaro desde hoy que la mente, el corazón y el cuerpo de (di el nombre de la persona que deseas dominar).quedaran atados y unidos a este muñeco el cual hará todo lo que yo ordene, que así sea.”

Luego debes devolverlo al triángulo de velas y dejar todo intacto hasta que las velas se consuman completamente. Luego debes guardar muy bien el muñeco. Para que la persona hechizada haga lo que quieres, debe hablarle al muñeco dándole órdenes.

Aprende a Usar la Magia para Dominar

TODOS  LOS  HECHIZOS  PARA  DOMINAR
TODOS  LAS  ORACIONES  PARA  DOMINAR

Todo el contenido le pertenece a Elias Graveter, redactor del Hechizo para Dominar ©

Cuidados y consejos de un hechizo de dominio total

Al hacer el hechizo para que haga lo que yo quiera la persona elegida, me recomendaron lo siguiente: el muñeco debe ser guardado de forma segura y no debe ser visto por nadie.

Al hablar con el muñeco para que la persona que tiene el hechizo para que haga lo que yo quiera, debe ser a las ocho de la noche y las doce del mediodía, al día siguiente. Esto debe hacerse acompañado de una vela color rojo.

Cuando se haga esto, el muñeco debe ser tomado, recibir las órdenes e iluminarlo con la vela que mencionamos. Después de esto se deberá dejar que la vela se consuma y volver a guardar el muñeco.

Al darle órdenes estas serán cumplidas por la persona hechizada en un lapso de setenta y dos horas. Como mencionamos, es un hechizo bastante efectivo y muy rápido de actuar.

Efectos secundarios del hechizo para que haga lo que yo quiera

Los efectos secundarios del hechizo para que haga lo que yo quiera no son muchos. Al hacer el hechizo, debemos tener en cuenta que no estamos cambiando el carácter de la persona hechizada, solamente está siendo dominada.

Es un hechizo que debe usarse con precaución, pues la persona hechizada podría sospechar. Generalmente estos hechizos no suelen acarrear efectos secundarios graves o notorios.