Oración del dominio

La Oración del dominio es pedir de forma sincera, abierta y con mucha devoción que nuestro pensamiento, sentimiento y obras logren penetrar de una manera positiva dentro de los seres amados y darnos nuestra la posición correspondiente dentro de sus vidas.

Existen muchas ocasiones en la vida en las que muchas veces nos topamos con personas con actitudes sumamente hostiles de personalidades extremadamente fuertes con las cuales tenemos que interactuar bien sea porque forman parte de nuestro vínculos familiares, laborales e inclusive, queremos hasta tener una relación más de pareja con esa persona. Las relaciones sociales muchas veces pueden parecer complicadas, poco predecibles e incluso hasta sofocantes.

Más en este aspecto nunca nos encontraremos solos y dentro del aspecto mágico que brinda la oración a nuestras vidas podemos encontrar una solución a cada pequeño detalle que nos presenta la vida. La oración del dominio no es más que el buscar una manera de poder lograr que el ser amado logre aceptar un punto de vista ajeno y mediante la oración del dominio permitirá el acceso de un juicio externo al suyo.

Oración del dominio

Oraciones poderosas para dominar una Persona

Al momento de interactuar con cada una de las personas que nos hallamos en nuestra vida, no necesariamente todas las relaciones serán muy gratas.

En más de una oportunidad nos vamos a terminar topando con personas de carácter extremadamente fuertes, dominantes e inclusive extremadamente agresivas al momento de imponer sus ideas y condiciones. La Oración para dominares limpiar el alma de los malos pensamientos y recordarnos a nosotros mismos que siempre hay algo que se puede hacer, incluso con las personas más dominantes, posesivas y egocéntricas.

No resulta raro en estos tiempos tan cambiantes, donde las personas se encuentran rodeadas de tanta estimulación e información que nos terminemos topando, y tristemente en más de una oportunidad, con gente que incluso sin ningún tipo de intención premeditada generen en nosotros un muy mal presentimiento. Es en estos casos cuando conviene recordar que existe la oraciones para dominar a una persona, que más allá de pretender con estas mermar su espíritu; es simplemente un método para lograr recuperar el balance de las cosas.

En la santa unión del matrimonio estos casos son aún hoy en día, tristemente muy comunes; tanto así que en más de una oportunidad, nos vemos en la búsqueda de aquella oración para amansar al hombre o una oración para dominar a un hombre cuyo carácter o temperamento, empiezan a influir dentro del matrimonio de una manera muy negativa y la oración del dominio resulta siendo un método muy efectivo.

Muchas veces un poco de ayuda adicional nunca es mal recibida, todos necesitamos un poco de magia de vez en cuando dentro de nuestras vidas para recordarnos a nosotros mismos que Dios sigue vigilándonos, está siempre para nosotros y sin importar que tan complicado resulte el camino, siempre sabrá como guiarnos a nosotros y nuestros semejantes. Cada oración del dominio, cada plegaria, cada deseo ferviente nos renueva nuestras esperanzas de vivir.

Una cosa maravillosa, de una acción tan bella como de por sí es el hecho de orar es que no importa que tan complicado luzca el camino a primera vista, siempre existe una manera en que la fe, y algo de aporte por nuestra parte no cae mal, nos permite siempre encontrar una solución a nivel personal. Cada oración de dominio para una persona es un manifiesto de que no pretendemos seguir siendo

simplemente aquellos que aportan, sino que buscamos exigir lo que ya por derecho nos pertenece.

Una oración fuerte para dominar a un  esposo es la manifestación de que aunque existe un amor muy grande, tenemos un valor como seres humanos y merecemos respeto. Con la oración para amarrar y dominar recordamos que nuestros sentimientos son importantes y merecen respeto de nuestro conyugue. Con una oración para dominar a una mujer entendemos que ambos sexos están en igualdad de condiciones de afectar negativamente las relaciones personales y el medio ambiente, debido a caracteres dominantes, impulsivos y en muchos casos extremadamente volátiles y agresivos.

Los casos de rebeldía, inclusive aquellos que podríamos llamar “rebeldes sin causa” son la manifestación extrema de cómo una personalidad dominante, sin ningún tipo de freno o restricción, pueden lograr romper con una facilidad impresionante nuestro ritmo de vida e incluso la armonía que usualmente queremos buscar en nuestros hogares cuando el mundo exterior nos agobia.

Hay oraciones para dominar a un hombre rebelde, hay una Oración para Dominar a los Hijos Rebeldes e inclusive existe una oración fuerte para dominar a una persona; todas y cada una simples manifestaciones de que sencillamente ese comportamiento es solo una manera de guiarles terminar por romper la paz que siempre debe prevalecer dentro del hogar y más que todo en el ambiente que corresponde a la familia o inclusive algo mucho peor los llevará por un camino auto-destrucción donde, ni siquiera sus seres amados, querrán tenderles la tan necesitada mano amiga que indirectamente suplican que se les haga llegar.

Con mucha fe en lo que se está haciendo y mostrando abiertamente algo de compasión por todos aquellos que nos rodean, resulta una forma en hacer llegarles a muchas personas un poco de amor, es por ello que a través de la oración del dominio se podrá conseguir un sentimiento hermoso que nace de lo más profundo de nosotros y que ayuda a entender que cada personas tiene un lugar en este bello mundo. Sin embargo muchas veces no resulta tarea fácil el compartir ese amor; muchas veces llegamos a pensar que hay personas que simplemente no vale la pena el siquiera pensar en darles algo de amor. El ego, es parte vital de nuestra naturaleza como seres humanos y realmente no está mal tenerlo, más no podemos dejar que nos ciegue a tal extremo de volvernos seres cuya única preocupación es trabajar en el yo, para mí y por mí.

oracion para dominar

La oración del dominio

En situaciones como esas es realmente necesario plantarse firme y hacer entender, por medio de la plática sincera y profunda, acompañada de un buen ejemplo positivo como el ser personas de un carácter fuerte no nos da el derecho de juzgar, ofender y lastimar a los que nos rodean. La oración del dominio de una persona nos recuerda que el dominar a alguien, no implica el gusto de creernos superior a alguien o pretender construir una torre poniéndonos en la cima para mirar hacia abajo, cual reyes a sus súbditos. El hecho de realizar una oración de dominar o incluso una oración para amansar a una persona de carácter fuerte, es una manera de expresar de forma sincera y sobre todo con mucha fe y amor “Esa actitud que tienes, no me parece correcta y quiero ayudarte a entender que así es”.

Uno de los lugares donde el temperamento y actitudes de las personas pueden afectar con gran facilidad, son los espacios destinados para la realización de una labor. El medio ambiente del trabajo de por sí ya resulta lo bastante agobiante, recordemos que al ser un espacio donde muchas personas, van mentalizadas a que van a cumplir con un horario de trabajo donde obviamente la competencia, las obligaciones, el stress general suelen ser una carga bastante grande para cualquier ser humano. Y como si eso fuese poco existen dentro de ese medio ambiente, un sistema que aunque no sea de nuestro agrado, es necesario establecer relaciones dentro de él para poder equilibrar un poco las energías, para tener un sistema de trabajo con buena comunicación o simplemente para sentir que se tiene con quien drenar un poco de ese ansiedad que genera el trabajo.

Tristemente existen personas que se encuentran dentro de ese ambiente y que más que tratar de aportar un poco a esa armonía que todos necesitan; simplemente la destruyen poniéndose a sí mismos como el epicentro de un mundo imaginario que, es fácil el pensar, se consideran a sí mismos parte fundaméntela e inclusive única del espacio de trabajo. La oración para dominar a una persona nos permite canalizar todas esas buenas energías que tenemos dentro y llevarlas, cual si fuera un maletín, con nosotros al trabajo. Una oración de dominio absoluto que nos brinde esa responsabilidad

de volvernos ese foco de buena energía que el ambiente de trabajo necesita, algunos con más urgencias que otros.
Obviamente dentro el ambiente de trabajo es un lugar donde el ego siempre tiene un lugar especial, sobre todo en todas aquellas personas con capacidades para ciertas actividades que afortunadamente tienen gran cabida dentro del ambiente del trabajo. Buenos vendedores, personas que se le dan muy bien los números e incluso aquellos con facilidad para relacionarse, son factores que el medio ambiente tan agresivo y competitivo como el trabajo; sirven de alimento al ego logrando que muchas veces se agranden demasiado, cieguen a las personas e incluso compitan de manera agresiva por conseguir algo de atención y reconocimiento, algo a lo que todos tiene derecho siempre y cuando sea llevado con mucha modestia y madurez.

En casos como estos, no es difícil en buscar el tan ansiado consuelo en una oración para amansar a una persona  o incluso, si es que la situación realmente lo amerite, una oración para dominar a un persona que nos sirva de guía espiritual para mantener siempre la compostura y nunca olvidar que nosotros también tenemos un lugar y un propósito dentro de ese ambiente de trabajo. No es bueno dejarse intimidar por personajes que se encuentren en cargos superiores, no duden en usar una oración para dominar a mi jefe, no para pretender que este se doblegue ciegamente a nuestra voluntad; sino más bien para recordarle eso que alguna vez llegó a pensar y quizás por tiempo o descuido no nos ha vuelto a recordar. Somos valiosos dentro de nuestro ambiente de trabajo, es bien sabido que nadie es indispensable en un trabajo, más esto no quiere decir que nuestra presencia o la de nuestra pareja no tengan una relevancia allí.

Si de oraciones para el dominio hablamos, es muy habitual que se busque utilizar su poder para interceder dentro de la vida amorosa. Una buena oración para dominar a tu pareja nunca está demás y puede generar muchas cosas positivas si se hace debidamente. A continuación te damos un conjuro que junto a una oración del dominio son completamente infalibles para garantizar la armonía dentro del hogar.

Ingredientes

  • Hoja de papel blanca
  • Plátano maduro
  • Bolígrafo
  • Vela de color rojo

Procedimiento

  1. En nuestra hoja de papel y con la ayuda de nuestro bolígrafo escribiremos lo siguiente
    “Solo yo podré guiar tu camino en el amor. Solo estarás conmigo. Solo te enamorarás de mí (En esta parte procedemos a colocar el nombre de la persona), solo yo te amo con sinceridad”.
  2. Una vez terminado esto hay que hacerle una abertura al plátano, una incisión con un cuchillo, e incluso con los dedos bastará. Al ya haber hecho la incisión, procedemos a doblar el trozo de papel, tanto como nos sea posible y seguidamente lo introducimos dentro de abertura que hicimos en el plátano. Ponemos la fruta en el suelo y pronunciamos
    “Solo yo podré salvarte”.
  3. Luego de decir esto, aplastamos nuestro plátano hasta hacerlo puré. Una vez hecho esto damos una oración de dominio, específicamente una oración para dominar a mi esposo. Con nuestra oración de dominio ya terminada y nuestro plátano hecho puré se pondrá un final a la actitud rebelde que pueda presentar nuestra pareja.
  4. Finalmente podemos proceder a deshacernos de los restos del plátano, preferiblemente en un espacio al aire libre, un área verde o incluso un rio, son una muy buena opción.

oracion ala santa muerte para dominar

Desventajas de la Oración del Dominio

Una oración del dominio para una persona es una herramienta poderosa a la de intentar esta

blecer con claridad nuestra posición ante una reacción o comportamiento que realmente consideramos reprochable. Más no hay que dejar que el poder que posee esta nos haga pretender poseer el control de la voluntad de esa persona.

Hay que tener sumo cuidado con las oraciones de magia negra para dominar ya la finalid

ad de estas no es ayudar a establecer el buen flujo de las energías dentro de las relaciones personales; sino que más bien está más enfocada en someter a la persona su cuerpo, pensamiento, voluntad e inclusive hasta su alma; a nuestros caprichos trasformando a esa persona con la que interactuamos y en algunos casos amamos, en un ser sometido que más que percibirnos como un mediador, pasaremos a representar una figura de autoridad muy negativa, convirtiéndonos en el origen del mal que pretendíamos prevenir en lugar de alguien quine sencillamente pretendía ayudar a recobrar algo de la armonía perdida.

La oración del dominio no debe de tomarse a la ligera, ya que estas nos concederán de una inmensa carga de responsabilidad sobre la otra persona. Una carga tan grande que muchas veces resulta demasiado para nosotros mismos.

En ciertas ocasiones, resulta mucho más favorable una simple oración para amansar que a diferencia de las oraciones para dominar a una persona nos brindan la oportunidad de brindar algo de consuelo a la persona por la que se sue

le orar; demás está decir que este enfoque, aparte de resultar un poco menos invasivo, muchas veces es más beneficiosos para todos ya que en muchos casos aquellas personas extremadamente dominantes, egocéntricas, conflictivas y agresivas no resultan ser más que solo personas con personalidades fuertes que están en la busque del amor y algo de comprensión.

Oración del dominio

Hechizo para Dominar